Pan y rosas

La mujer que estudia es revolución.
La mujer que vota es revolución.
La mujer que viste un pantalón es revolución.
La mujer que decide sobre su cuerpo es revolución.

El 8 de marzo de 1908 quince mil mujeres se manifestaron por las calles de Nueva York para exigir un recorte del horario laboral, mejores salarios, el derecho al voto, el fin del trabajo infantil y la igualdad de derechos con los hombres

Entre las manifestantes se encontraban las trabajadoras textiles de la Fábrica de Cotton Textile Factory. Después de que el dueño ordenara cerrar las puertas, con las mujeres adentro, la protesta finalizó con la muerte de 129 trabajadoras al incendiarse la fábrica.

Es por ello que el CIECS – CONICET y UNC conmemora y reivindica la lucha por los derechos de las trabajadoras en general y en especial en el ámbito de la investigación.

También te podría gustar...